logo logo

El Gambito Cochrane, una alternativa contra la defensa Rusa

. Las aventuras un cubanito adolescente que se libró de la tiranía rusa porque le tenía miedo a un escocés loco re-loco, y de cómo la Cosa Nostra lo ayudó ;)

Les haré una pequeña historia:

En mis inicios de ajedrecista, tuve un entrenador que lo primero que hacía a los principiantes era enseñarle como jugar contra el peón rey, y la defensa escogida era nada más y nada menos que la defensa Rusa, o Petroff.

Era tan conocido su método de enseñanza y el apego a esta defensa, que nuestros rivales de otros equipos sabían de antemano qué íbamos a jugar. A Nelo (mi entrenador) esto no le importaba en absoluto, porque su argumento era que si el rival era más fuerte nos iba a vencer de todas maneras, y lo que importaba era que los principiantes supieran qué hacer en el juego abierto antes de iniciarse en las complicaciones de las Sicilianas y otras defensas. Como ejemplo de su influencia pongo como ejemplo a la WIM Yudania Hernandez, ex-campeona juvenil de Cuba y multicampeona de España, que hasta donde tengo noticia ha continuado jugando “la Rusa”, que era como nosotros le decíamos.

En mi caso particular, no voy a negar que aprendí mucho jugando esta defensa. Pero había una cosa que no me gustaba en lo absoluto: el gambito Cochrane. Se me hacían revolturas en el estómago cada vez que me sacrificaban el caballo, y lamentaba el hecho de tener que estar defendiéndome las cuatro santas horas que duraba la partida.

El Gambito Cochrane

El Gambito Cochrane, que sucede tras las jugadas 1.e4, e5 2.Cf3, Cf6 3.Cxe5, d6 4.Cxf7!?

Un día cometí un pecadillo. Era una partida importante, y contra un jugador de fiereza probada; tenía la certeza que este me iba a hacer el consabido 4.Cxf7, y jugué contra su peón de rey, 1…c5, la defensa Siciliana, en alguna variante que no me acuerdo. La sorpresa fue mayúscula, mi rival no se pudo concentrar -o no supo qué hacer, o estuvo muy impresionado el resto de la partida-, y gané fácilmente en el segundo tablero. Me acerqué pícaro a mi entrenador, y le enseñé la planilla de anotación:

-¿Qué le parece, eh?

Yo esperaba un halago, pero me encontre con un regaño:

-Si vuelves a jugar otra defensa que no sea la Rusa, te descalifico.

Por supuesto que me sorprendió, pero tampoco me importó mucho a la larga. Había ganado y había evitado que me hicieran el temible gambito Cochrane.

El resto del torneo lo jugue en forma “modelo”, y en el torneo siguiente, el campeonato juvenil de la Habana, lo jugué bastante bien como para que el cartelito de principiante no se me aplicara más. Y comencé a explorar otras defensas, principalmente diferentes variantes de la siciliana.

Y así fue que me deshice de la “tiranía” rusa con la ayuda de la “mafia”.

Eso fue en el año 1989, cuando la Unión Soviética comenzó a colapsar, y cortó las relaciones con Cuba.

II. Definiendo al Gambito Cochrane -y las “aburridas” variantes clásicas.

John Cochrane

John Cochrane (1798-1878)

El Gambito Cochrane (que debe su nombre a John Cochrane, un amateur escocés que lo usó consistentemente) consiste en la entrega (por parte de las blancas) de un caballo por dos peones en plena apertura. Todo esto es a cambio de un fuerte centro de peones y ataque al rey sin posibilidades de enrocar.

No es muy usado por los “grandes” (Con la honrosa excepción de la partida Topalov-Kramnik, Linares del 1999) -pero a nivel amateur abunda. Produce partidas movidas donde las blancas pueden practicar sus habilidades en el ataque, y las negras en la técnica de la defensa.

Es una interesante alternativa a las variantes clásicas. Vea las posiblidades “normales” en el sigueinte tablero interactivo:

III. Una partida modelo

A continuación he comentado una partida interesante, como muestra de las posibilidades de ataque de las blancas. Por favor, lea los ilustrativos comentarios verbales que apareceran en el cuadro en blanco debajo del tablero (están en inglés y español).

Espero que la disfruten :)

IV. Colección de partidas para descargar

En los sigueintes enlaces pueden descargar 59 miniaturas del gambito Cochrane. He extendido la cantidad de jugadas a 30, pues de lo contrario hubieran sido muy pocas las partidas. Todas terminan en jaque mate, o uno de los bandos está a punto de recibirlo. Si no sabes cómo sacar provecho de este recurso, te recomiendo que leas este artículo:

Una Guía sobre como estudiar y entrenar tus aperturas en Ajedrez (1era parte)

Puedes descargar la coleción en los formatos pgn y cbv, pero les recomiendo el cbv porque las partidas están clasificadas por aperturas, táctica, estrategia, finales, etc etc..

Miniaturas del Gambito Cochrane en pgn

Miniaturas del Gambito Cochrane en cbv

Si no tiene como reproducir las partidas (softwares como ChessBase o ChessAssistant) puede

descargar gratis SCID aquí

 

Puedes encontrar otras colecciones como esta aquí.

Si le gustó lo que acaba de leer...

Entonces únase a nuestra comunidad de casi 9 Mil ajedrecistas :)

Y recibirá además un paquete de ejercicios para su mejorar su ajedrez.
bottom


2 Responses to “El Gambito Cochrane, una alternativa contra la defensa Rusa”

  1. edgar says:

    hola, veo que el razonamiento de su entrenador en ese entonces tenia mucha logica, creo que apartir de ahora voy a considerar con mas atencion la defensa rusa, y cuando ya la tenga bien estudiada, pasare como usted a la defensa siciliana o las demás defensas, muchas gracias por compartir sus experiencias, soy un aficionado del Perú, saludos : )

  2. sabiodelciruelo (carlos guillermo) says:

    opino como edgar graxs por comentar tus experiencias

Leave a Reply